Esto se llama proteger el media ambiente.

La eficiencia energética sube, los costes bajan

La reina de las macetas se cultiva con conciencia energética


Los crecientes costes de la energía y el debate actual en torno a las emisiones de CO2 dejan una cosa clara: quien desperdicia demasiada energía hoy, probablemente tendrá dificultades para mantenerse en el mercado durante los próximos años. Y es que los costes de la energía suponen una proporción cada vez mayor del presupuesto total para el mantenimiento de un invernadero. Debido a la gran demanda energética del cultivo de orquídeas, sus cultivadores ya llevan mucho tiempo preocupándose por este tema. Por esta razón y sobre todo en los Países Bajos, cada vez más invernaderos están acristalados con PLEXIGLAS®, que ofrece considerables ventajas térmicas gracias a su excelente aislamiento.

Encanto, pureza, elegancia, belleza: atributos de una reina. No en vano las orquídeas son consideradas las aristócratas entre las plantas de maceta. También durante el cultivo las orquídeas exigen un tratamiento especial, digno de un monarca. Necesitan ser cuidadas con mimo, atendidas y controladas, y la temperatura ideal para su cultivo es de 27 ºC.

Dicha temperatura no equivale precisamente a la media de los Países Bajos, el mayor proveedor mundial de orquídeas. Para que estas plantas también puedan crecer en Europa en un clima tropical, se procura un entorno artificial húmedo y cálido. Sin embargo, esto convierte a las orquídeas en verdaderas “glotonas” de energía. Por esta razón, un buen aislamiento y el ahorro energético son especialmente importantes en este sector desde hace mucho tiempo. El requisito es un buen acristalamiento. Son recomendables acristalamientos dobles con valores U por debajo de los 3W/m²K.

Para mantener los costes de calefacción dentro de un margen económico razonable, muchos cultivadores apuestan por PLEXIGLAS®: “Deja pasar más luz que otros materiales, aísla mejor que el cristal simple convencional, ahorrando así energía, y es muy resistente”, explica Michael Haussmann, responsable del mercado de invernaderos en la División Operativa Acrylic Sheet de Evonik.  

Planchas de cubiertas dobles para plantas de maceta

A la hora de reequipar o construir sus instalaciones, son sobre todo los criadores de plantas de maceta los que optan por PLEXIGLAS®, un material que ahorra energía y deja pasar la luz. Los acolchados en las planchas alveolares dobles o triples ofrecen una resistencia térmica especialmente alta. A mayor número de capas de aire, mejor aislamiento térmico. Por norma general, en los invernaderos se construye como máximo con cubiertas dobles, puesto que en caso contrario la transparencia se reduce demasiado.

Este hecho también ha convencido a Arjen Peerdeman, cultivador de orquídeas de la población holandesa de Zwaagdijk-Oost. En su búsqueda de un consumo de calor económico y respetuoso con el medio ambiente para sus invernaderos, esta empresa de jardineros orientada a los costes y de filosofía ecológica se decidió por la solución PLEXIGLAS ALLTOP® SDP. ”Con PLEXIGLAS ALLTOP® SDP, permeable a los rayos UV, no sólo florecen mejor las plantas, sino que gracias a los acolchados en las planchas alveolares dobles se ahorra energía, lo cual me permite no sólo contribuir a la conservación del medio ambiente y reducir costes, sino obtener resultados más satisfactorios. PLEXIGLAS ALLTOP® SDP nos ha convencido, y por eso estamos ampliando nuestras instalaciones en otros 6.800 metros cuadrados“.

“Actualmente, los Países Bajos son nuestro mercado más importante: todo el mundo mira hacia aquí. Hay una superficie total de 200 hectáreas de invernaderos holandeses acristalada con PLEXIGLAS®. Aquí se marcan tendencias“, afirma Michael Haussmann. “En este sentido es decisivo que suministremos a este especialista en plantas, líder del mercado mundial, justo aquello que las plantas necesitan”.


Para Eric Moor, esto se consigue gracias a la plancha doble alveolar PLEXIGLAS RESIST®. Este holandés produce preciosas orquídeas Phalaenopsis en el invernadero más moderno de Europa. Sus colegas, dedicados al cultivo de plántulas Phalaenopsis, tienen necesidades un poco diferentes, por lo que han puesto toda su confianza en PLEXIGLAS ALLTOP® SDP. Estas planchas dejan pasar los rayos UV, preparando así el camino hacia el invernadero a todo el espectro natural de la luz solar.

Kees Schoone dispone de más de 60.000 metros cuadrados de modernísimos invernaderos del área de producción Floricultura en la ciudad holandesa de Heemskerk. La ventaja del ahorro energético fue decisiva para su elección de las planchas dobles alveolares PLEXIGLAS ALLTOP®. “Ahorro aproximadamente un 40% de costes energéticos en comparación con los invernaderos tradicionales de cristal simple“, calcula Schoone. Unas dimensiones certificadas por el instituto de investigación IMAG-DLO (Institute of Agricultural and Environmental Engineering), que averiguó que con la utilización de PLEXIGLAS ALLTOP® es posible obtener unos ahorros de energía del 24% al 55% en función del espesor de las planchas. “Además, la permeabilidad a los rayos UV tiene un efecto positivo sobre el crecimiento de las plántulas. De esta forma estamos invirtiendo en un fuerte crecimiento y ahorro de energía”, afirma Kees Schoone, que cultiva en sus invernaderos aproximadamente 30 millones de orquídeas al año.

Lo mismo es válido para el cultivo satisfactorio de las orquídeas Phalaenopsis del especialista Ed Meeuwissen de Orchids4ALL en el municipio de Aalsmeer, junto a Ámsterdam. Entretanto, los invernaderos construidos en el 2001 por el especialista en invernaderos Bosman con PLEXIGLAS ALLTOP® SDP se han vuelto a ampliar hasta un total de 25.000 metros cuadrados.

Escandinavia y EE.UU. siguen la tendencia

“PLEXIGLAS® no sólo es tendencia en los Países Bajos, sino que su uso también comienza a extenderse en los países escandinavos y EE.UU.”, explica Haussmann. Sin embargo, allí hay diferencias climáticas que influyen a la hora de elegir el material. Andy Matsui, del valle californiano de Salinas, optó por PLEXIGLAS RESIST® SDP 8mm. 8mm precisamente porque en California, si bien hace mucho calor durante el día, en las noches absolutamente frías es necesario compensar el déficit de temperatura y mantener el calor de forma constante. En la actualidad, este gran cultivador americano de orquídeas de maceta ha vuelto a expandirse: su vivero comprende 15.000 metros cuadrados más de superficie de invernadero equipada con PLEXIGLAS RESIST® SDP 8, de forma que se ha ampliado hasta una superficie de PLEXIGLAS® de aproximadamente 50.000 metros cuadrados. Por otro lado, Matsui comenzó hace ya algunos años a reequipar, trozo a trozo, sus invernaderos más viejos con las planchas dobles alveolares de ocho milímetros de espesor y larga vida útil. En total dispone de una superficie de cultivo de nada menos que 30 hectáreas. “El siglo XXI es el siglo de las orquídeas”, explica Matsui, que sigue contando con el continuo aumento de la demanda de estas flores.

El invernadero del futuro

No solo las orquídeas, sino cada vez más plantas de maceta u ornamentales crecen bajo las favorables condiciones de PLEXIGLAS®, muchas de ellas por motivos de ahorro energético. “Hay una clara tendencia hacia el invernadero de ahorro energético, del cual los Países Bajos son precursores. No en vano allí ya hay planes para invernaderos que pueden caldearse por completo sin combustibles convencionales”, afirma Michael Hausmann ofreciendo una perspectiva de lo que puede deparar el futuro.


También puede encontrar la historia sobre la reina de las macetas en la edición actual de Greenhouse Journal. Descargar PDF.

¿Cuánta energía ahorra con PLEXIGLAS®? ¡Averígüelo! más

La videoserie online presenta proyectos que respetan el clima con PLEXIGLAS®. más