Esto se llama proteger el media ambiente.

Un buen clima compensa.

Un buen clima compensa

Un clima ambiental y una atmósfera agradable, conseguida con luz diurna, son dos factores de gran importancia para que los empleados se sientan bien en su puesto de trabajo.
Esto tiene un efecto positivo sobre el rendimiento y el bienestar de los empleados, tanto en empresas de producción como en oficinas. E incluso para las máquinas, la temperatura ambiente correcta puede ser decisiva para determinar su capacidad de funcionamiento.

Las claraboyas –que normalmente son sistemas compuestos por dos cúpulas transparentes entre las que hay una ranura de aire– ofrecen la ventaja de que suministran suficiente luz a las estancias. Si están fabricadas exclusivamente en acrílico convencional tienen el inconveniente de que, junto a la luz solar, la radiación calorífica también puede penetrar sin obstáculos. La consecuencia es un calentamiento excesivo de los espacios interiores que sólo pueden compensarse con el empleo masivo de aires acondicionados. Esto provoca altos costes de electricidad, además de perjudicar el medio ambiente en todo el planeta. Una protección efectiva contra el calor puede solucionar este problema y mejorar el clima: se percibe en el puesto de trabajo, es apreciable gracias a unos costes de climatización más reducidos y favorable para el medio ambiente por su menor emisión de CO2.

Todo bien planificado

Con el material adecuado para el acristalamiento de tejados las habitaciones se calientan mucho menos. La formación de calor se debe a la radiación IR (de infrarrojos) de la luz solar.
Esto es lo que ha demostrado un estudio del Instituto Fraunhofer que ha investigado la influencia que ejercen diferentes acristalamientos de tejado sobre el calentamiento de la estancia y la luminosidad en una nave industrial típica. El estudio comparaba PLEXIGLAS HEATSTOP® con diferentes combinaciones de planchas de vidrio acrílico de cubiertas dobles.

En el clima centroeuropeo (latitud geográfica de Bruselas), el acristalamiento con PLEXIGLAS HEATSTOP® se recomienda especialmente en naves industriales en las que se genere mucho calor residual durante la producción. Este calor residual compensa muy bien las pérdidas de calor del acristalamiento en invierno y reduce la demanda de calor térmico. Sin embargo, en verano requiere una refrigeración especial. El acristalamiento de PLEXIGLAS HEATSTOP® reduce la demanda de energía necesaria para la refrigeración disminuyendo el rendimiento solar. Así, se puede ahorrar hasta un 30 por ciento de la energía necesaria para la refrigeración en el clima centroeuropeo.

Para todas las zonas climáticas más cálidas como, por ejemplo, el área mediterránea, el acristalamiento con PLEXIGLAS HEATSTOP® resulta especialmente ventajoso a nivel energético. En estas zonas climáticas más cálidas, el acristalamiento con PLEXIGLAS HEATSTOP® reduce considerablemente la demanda de electricidad para la refrigeración: dicha reducción es de hasta un 20 por ciento. En cualquier caso, la demanda de energía necesaria para la calefacción en invierno se suprime por completo en estas zonas climáticas.


Folleto del producto en formato PDF:
Protección contra el calor que permite ahorrar energía en naves industriales y edificios de oficinas con PLEXIGLAS HEATSTOP® XT. Descargar PDF.

Con la protección contra el calor adecuada en el acristalamiento de tejados, la protección laboral y la protección del medio ambiente van de la mano. mas