Esto se llama proteger el media ambiente.

La eficiencia energética sube, los costes bajan.

Trabajar ecológicamente

Los recursos son escasos. Y en algún momento se agotarán. Existe una solución para cuidar las reservas de materias primas: el reciclaje. La reutilización de desechos es una estrategia cuya importancia va en aumento.

También se puede reciclar PLEXIGLAS® que ya no se utilice. De este modo, no sólo se ahorran materias primas para la producción de material nuevo, sino también residuos. Un material que se pueda volver a tratar no debe acabar en el contenedor, con el consiguiente impacto sobre el medio ambiente.

Cuando se desmontan grandes proyectos como, por ejemplo, una pared de protección acústica de PLEXIGLAS SOUNDSTOP®, se puede reciclar PLEXIGLAS®. El material que se incorpora al proceso de reciclaje se puede recuperar por completo: no hay pérdidas. El MMA así obtenido se puede reutilizar directamente en la producción. El medio ambiente lo agradece.


La videoserie online presenta proyectos que respetan el clima con PLEXIGLAS®. más

Una casa solar, un submarino, un restaurante en una casa de árbol: con PLEXIGLAS® se pueden realizar proyectos extraordinarios. La revista "Design in Acrylics" (DiA) informa acerca de estas creaciones únicas. más